Buscar

GMAR JATIMA TOVA, QUE DIOS TE MIRE PARA BIEN!!!

Rosh haShana, el día del JUICIO, Yom kippur, el DECRETO…



Entre año y año judío pasan muchísimos acontecimientos, unos relevantes otros no. Lo cierto es que, si no se nos ORDENARA de forma tacita y formal una fecha para parar, mirar nuestro interior, cambiar, orar por eso y sentir que somos solo partes ínfimas de algo superior que nos conduce, nuestra vidas seguirán en su monótona y larga rutina, sin nada que la sacase de ella, salvo algún evento interesante, bueno o malo.


Generalmente lo desagradable, doloroso es lo que logra el -milagro- de sacarnos de nuestra rutina, ¡¡¡en cambio lo bueno… simplemente lo celebramos como un acontecimiento más!!! y seguimos en nuestra loca carrera …hacia dónde???


Si aprendiéramos de nuestra tradición judía, simplemente viendo el Sidur, veremos como NADA es casual, por todo hay que agradecer, las cosas simples, toman un contexto profundo.


Hay una regla general… TODO, desde el aire que respiramos, el sueño, el despertar, el caminar, el agua, el alimento, todo es un REGALO DIVINO por el cual debemos PEDIR PERMISO para usarlo y AGRADECER al finalizar la acción.


De ahí que bendecimos el agua que vamos a tomar y bendecimos por haber tenido acceso al agua que tomamos.


En este contexto, las ALTAS FESTIVIDADES toman una proporción diferente y SANTA como en ningún otro pueblo lo hay,

pues el TEMOR a Dios, va literalmente UNIDO al AMOR A DIOS…

Es fácil de entender la idea… si NADA es nuestro, y tiene dueño, hay que pedir permiso para TODO de este dueño, y no hacerlo es una falta grave. Al tener la CONCIENCIA que el DUEÑO siempre es generoso y nunca dirá que -no- a ninguna de nuestras peticiones, debemos saber también AGRADECER por su generosidad sin límites, así pues, lo que parece un acto simple, TOMAR AGUA, se convierte en todo un ejemplo de entendimiento superior, de la existencia misma de Dios y de su infinito amor que va desde lo mas simple y rutinario, hasta lo más complicado y delicado.


Así pues, el libre albedrío, nuestra capacidad de decidir nuestro temor a Dios, se convierte en herramienta PARA entender el infinito grado de Bondad ...

EN CADA COSA QUE NOS RODEA Y SIN LAS CUALES SERIA IMPOSIBLE EXISTIR.

Lev ha Melej ve iad ha Shem – EL CORAZÓN DEL REY/JEFE/GOBERNANTE, ESTÁN EN MANOS DE DIOS…

Este principio judío es fundamental para el entendimiento , si, nuestro corazón, como simples humanos tienen la capacidad de la libertad, más si nos convertimos en reyes o gobernantes, perdemos esta capacidad y cada acto nuestro, va dirigido directamente por DIOS, de acuerdo a NUESTRAS ACCIONES. Es un concepto difícil de entender, pero claro en su esencia. Nuestros actos, si están apegados al temor a Dios, a su respeto y reverencia, serán el timón que guíe cada uno de los actos de aquellos que creyéndose -poderosos-, están limitados a servir a nuestras acciones, para bien o mal.


Que hayamos sido atinados en nuestro accionar y que seamos capaces de enmendar lo necesario, para ser merecedores de los favores del rey de reyes de aquel que todo lo puede, EL SANTO BENDITO EL.


GMAR JATIMA TOVA!!!!


0 vistas

site bulid with wixer.co.il

TORAHOY

בס"ד

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now